Make your own free website on Tripod.com

EL ARTE DE COMUNICARNOS
EL DISCURSO

Home

¿QUIÉNES SOMOS?
SERVICIOS
ARTÍCULOS Y LINKS
COMUNICACION INTRA E INTERPERSONAL
RECURSOS AUDIOVISUALES
EL DISCURSO
TIP´S PARA PRESENTACIONES PROFESIONALES.
EL ARTE DE HABLAR EN PUBLICO
LA PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜISTA Y LA COMUNICACIÓN
TALLERES


Se define como una exposición oral sobre algo, de alguna extensión y con un fin determinado. Sirve para exponer con claridad, precisión y exactitud ideas previamente estudiadas y ordenadas.

El discurso posee tres partes fundamentales:

INTRODUCCIÓN DESARROLLO Y CONCLUSIÓN Ó

APERTURA, CUERPO Y CIERRE.

Cuando se prepara un discurso se comienza siempre por el desarrollo o parte central, escriba todo lo que tenga en mente y haya investigado, después seleccione lo mas importante, ordénelo, sintetícelo, temporalícelo, (mida la duración y en que tiempo verbal va a exponer su discurso).luego haga las conclusiones y al final la introducción. Lea varias veces lo escrito, tome el tiempo, dramatice la situación, obsérvese y trate de hacerlo con el mayor apoyo escrito.


Cómo iniciar un discurso.

Es su tarjeta de presentación, con un comienzo adecuado e interesante, el expositor logra de inmediato que las miradas y las mentes se concentren en él. Pueden utilizar los siguientes recursos:

Mostrando un objeto
Formulando una pregunta
Mencionando una cita
En forma casual.



Cómo finalizar un discurso

El final debe ser vigoroso, persuasivo, convincente y entusiasta. Puede utilizar las siguientes alternativas:

Exhortando al auditorio a actuar.
Produciendo un clímax, haciendo gradación de ideas y llegar a un punto culminante.
Mencionando una cita.
Terminando con las mismas palabras con las que empezó.
Resumiendo las ideas mas importantes, cuando se trata de un discurso informativo.
Con una pregunta, adecuado para los discursos científicos, políticos o religiosos.

Cómo no finalizar un discurso.

Avisando que ya terminó.
No termine bruscamente, el efecto es desagradable.
No se baje de la tribuna apresuradamente, espere los aplausos.


DISCURSOS LEÍDOS.

Son específicos para reuniones de tipo profesional y ante un público homogéneo, dispuesto a prestar atención sostenida y profunda a un tema concreto. Caso típico de las conferencias o las ponencias de congresos científicos, o personas con cargos destacados en la vida pública.

Aunque el texto sea leído, el expositor debe prepararlo y ensayarlo, emplear la voz activa, inflexiones justas, musicalidad y entonación.

Debe iniciar la exposición como si lo supiera de memoria, cuidar la puntuación y las frases exclamativas, entre comillas y paréntesis.

No sobrepasar los 50 minutos, evite perder el renglón de la lectura, utilice un texto con letra grande, a doble espacio y las páginas debidamente numeradas. Utilice papel grueso, cuya rigidez evite que se doble. Cuando no hay un atril, se toma el papel con la mano izquierda y se acciona con la derecha.


EL MAESTRO DE CEREMONIAS.

Si va a participar en un evento social como Maestro de Ceremonias, entre en contacto con los participantes antes de la presentación. Debe saber el nombre de las personas que va a presentar, su curriculum, su actuación y el tema que van a tratar. Tome el tiempo de todo el acto y de cada acto por separado, es importante cronometrar el evento y llevarlo a cabo según lo esperado. Sea ameno, utilice, siempre que la circunstancia lo permita, un comentario informal. Prepare de antemano todo lo que sea posible, debe ser ingenioso, capaz de improvisar con un instante de aviso, no deje espacios en blanco ni deje asomar al público una eventual desorganización.


LA IMPROVISACIÓN.

Improvisar es hacer una cosa de pronto, sin estudio previo ni preparación alguna; en oratoria es: RECORDAR, ORDENAR Y EXPONER.

Haga de inmediato una sencilla y rápida estructuración mental del asunto, a fin de dejar en la mente tres puntos básicos de apoyo y expresar así el mensaje en forma lógica. Utilice la fórmula:

Pasado Antecedentes

Presente Hechos

Futuro Consecuencias

Limítese a lo estrictamente indispensable, no se alargue, no sea tedioso.


SI ES INVITADO CON ANTICIPACIÓN:

Prepare el tema elegido.
Sepa de cuánto tiempo dispone.
Conozca el número de oradores.
Si siente que el auditorio está cansado, acorte su discurso, sin perder la esencia del mismo.
Hable en condiciones naturales, sin ingerir pastillas ni bebidas alcohólicas, hable con el estómago ligeramente vacío.
No de importancia a las personas que llegan tarde.
Si algunas personas le molestan e interfieren con su exposición , baje la voz hasta quedarse callado y mantenga su mirada en los conversadores. Reinicie utilizando la última frase.

Síntesis extraida del libro "La Palabra y la Magía Personal" de Miguel Antonio Saad